Miami y su nuevo edén: 57 Ocean, con vista al atlántico de caso 180º

Pocos clichés más apetecibles existen que el que involucra mar azul, arena tersa y sol brillante. Es difícil imaginar un lugar que lo represente mejor que Miami. Por ello, no sorprende que la Millionaire’s Row —la franja de playa más deseada para adquirir condominios— de aquella ciudad esté repleta de desarrollos residenciales.

Ninguno, sin embargo, se compara con la propuesta holística de 57 Ocean, perteneciente a la empresa urbanizadora Multiplan Real Estate Asset Management.

En un mundo que apuesta por enormes rascacielos, esta firma prefiere la filosofía del “menos es más” y ofrece 71 residencias boutique en condominios de sólo 18 pisos, por una sencilla razón: tener una vista al Atlántico de casi 180° y dejar que sus olas marquen el ritmo al que se debe fluir.

Más que un refugio costero es una forma de vida sin preocupaciones y llena de energía; su propuesta no se queda dentro de las residencias y ofrece una experiencia 360° de bienestar, gracias a que cuenta con spa, centro deportivo ultramoderno, Club Room, con cocina exterior e interior, bar, biblioteca, y acceso directo a la playa.

Jardines verticales te guían del pórtico hasta el lobby, desde donde puedes ver las dos albercas infinitas, el pool bar, el wellness pavilion —una interpretación moderna de un spa estilo resort, donde puedes disfrutar tratamientos de última generación, regadera revitalizante, un área de relajación y meditación, saunas de aromaterapia, salas de vapor y una fuente de hielo— y una enorme alfombra de arena blanca, por lo que en este refugio la transición ciudad-hogar-mar se siente como algo natural.

Cada aspecto del diseño — concebido por Bernardo Fort Brescia, de Arquitectonica, y Patricia Anastassiadis, de Anastassiadis Arquitetos— entabla un diálogo continuo con la naturaleza alrededor, desde los materiales —madera, mármol, cristal, azulejos de piedra, pisos de piedra natural— hasta la distribución de sus espacios.

Las residencias, los dos penthouses y las dos casas de playa, conectan el living, el comedor y la cocina con enormes terrazas para no perderse las vistas panorámicas del océano y de la ciudad, estés donde estés. En 57 Ocean las habitaciones principales son espaciosas, con baños dobles —para que no necesiten decidir quién se mete a bañar primero—, dos clósets —que también ahorran discusiones sobre quién tiene más ropa— y ventanales de piso a techo con acceso a una terraza.

Como remate, un botón llamará al Coach de Bienestar, quien brindará asesoría a los residentes para gestionar todas sus necesidades. Es insuperable.

Si estás interesado en inversiones en el exterior, solicita una entrevista con un asesor aquí

Fuente: https://robbreport.mx/living/miami-57-ocean/